11 comentarios en “Radcliffe, una propuesta serena de unidad eclesial”

  1. Juan Jesús Says:

    Buff, cuando he llegado esta tarde y he visto este post de Rubén me he quedado sin palabras. Cuando uno lee algo como esto, sin miedo pero que toca tantos puntos delicados y que afectan a tantos (… a todos?), es difícil situarse. Desde luego, no sé qué decir ante cada punto de los que plantea. Pero sí me parece bueno el método que plantea para “conversar” o para solucionar la ruptura: ir más profundo (como se dice en la traducción). Sí, me parece la gran aportación de la conferencia. Y también estoy deacuerdo en que este es el primer problema pastoral: la unidad de la Iglesia es un don que no podemos despreciar por más tiempo y vivir cómo si no fuese importante. Me recuerda un artículo que leí hace tiempo de J. M. Laboa sobre la conciliación en la Iglesia. Creo que estamos en un buen momento para trabajar esto. Cuanto me gustaría leer muchos comentarios a este post…

  2. Juan Jesús Says:

    Buff, cuando he llegado esta tarde y he visto este post de Rubén me he quedado sin palabras. Cuando uno lee algo como esto, sin miedo pero que toca tantos puntos delicados y que afectan a tantos (… a todos?), es difícil situarse. Desde luego, no sé qué decir ante cada punto de los que plantea. Pero sí me parece bueno el método que plantea para “conversar” o para solucionar la ruptura: ir más profundo (como se dice en la traducción). Sí, me parece la gran aportación de la conferencia. Y también estoy deacuerdo en que este es el primer problema pastoral: la unidad de la Iglesia es un don que no podemos despreciar por más tiempo y vivir cómo si no fuese importante. Me recuerda un artículo que leí hace tiempo de J. M. Laboa sobre la conciliación en la Iglesia. Creo que estamos en un buen momento para trabajar esto. Cuanto me gustaría leer muchos comentarios a este post…

  3. Urbi et orbe Says:

    Rubén: gracias por la aportación. Bien interesante, bien planteada, y toca un problema sangrante en algunas diócesis, por culpa del cual se han dilapidado y se siguen dilapidando energías que deberían de emplearse en otras reflexiones y proyectos. Ojalá esta nueva generación seamos una generación de síntesis y no de polaridades.

  4. Urbi et orbe Says:

    Rubén: gracias por la aportación. Bien interesante, bien planteada, y toca un problema sangrante en algunas diócesis, por culpa del cual se han dilapidado y se siguen dilapidando energías que deberían de emplearse en otras reflexiones y proyectos. Ojalá esta nueva generación seamos una generación de síntesis y no de polaridades.

  5. Anonymous Says:

    De acuerdo, tenemos que ponernos a conversar!!!, reconozco que ese miedo del que habla Radcliffe nos invade a todos, pues vemos a los de casa que no piensan como nosotros como “enemigos” en contra de la Iglesia. Sin embargo, este valor como lo es la “CONVERSACIÓN”, no es visto con buenos ojos por ciertas partes de Iglesia, más afines a “los católicos de Comunión”. Además asistimos cómo en nuestra Iglesia si quieres ser “algo” tienes que aliarte con los de la “Comunión”, pues como se te note alguna mota de “católico del Reino” la llevas clara, pues eres tachado automáticamente de comunista y de heterodoxo que está minando la Unidad de la Iglesia. No sé, muchos temas, donde tengo que confesar el “mea culpa”, y pedirle al Señor el coraje de sentarme y conversar con mi hermano, aunque humanamente me disguste. Creo que el Espíritu Santo nos ayudará a crear este Reino de Comunión. Un abrazo
    BELLUM

  6. Anonymous Says:

    De acuerdo, tenemos que ponernos a conversar!!!, reconozco que ese miedo del que habla Radcliffe nos invade a todos, pues vemos a los de casa que no piensan como nosotros como “enemigos” en contra de la Iglesia. Sin embargo, este valor como lo es la “CONVERSACIÓN”, no es visto con buenos ojos por ciertas partes de Iglesia, más afines a “los católicos de Comunión”. Además asistimos cómo en nuestra Iglesia si quieres ser “algo” tienes que aliarte con los de la “Comunión”, pues como se te note alguna mota de “católico del Reino” la llevas clara, pues eres tachado automáticamente de comunista y de heterodoxo que está minando la Unidad de la Iglesia. No sé, muchos temas, donde tengo que confesar el “mea culpa”, y pedirle al Señor el coraje de sentarme y conversar con mi hermano, aunque humanamente me disguste. Creo que el Espíritu Santo nos ayudará a crear este Reino de Comunión. Un abrazo
    BELLUM

  7. Juan Jesús Says:

    Ok, Bellum, creo que todos nos podemos sentir un poco como tú indicas… Pero creo que “conversar” en el sentido del que habla Radcliffe , es algo trabajaso y profundo y que no molesta a nadie (ni a al Magisterio, ni a los católicos de “comunión” – esta clasificación no me gusta mucho, la verdad – ni a los del Reino). Simplemente creo que no se da. Creo que no “conversamos” mucho y lo que sí hacemos es “exponer” desde nuestras posiciones ideológicas o desde nuestros miedos. Y, en mi opinión, el no conversar no es un problema de un sólo grupo, ni de la Jerarquía, ni de algunas comunidades; es un problema de toda la Iglesia. Y al ser así, requiere un trabajo lento y duro; requiere sacrificio… Si la perspectiva para “conversar” es la de llegar a “ser alguien” en la Iglesia no saldremos nunca de la postración y la ineficacia en la que nos sitúa la desunión. Creo que tienes razón, Bellum, hay que pedir el coraje para sacrificarse en favor de la unidad. Es un tema complejo y difícil (como el de la misma Eclesiología) y que nos afecta como ninguno. Por eso, hay que ser valientes para ser prudentes y a la vez para saber sacar lo mejor de nosotros en favor de la comunión. Y quizá esta clasificación que propone Radcliffe, que todos la entendemos, sea lo primero que hay que romper. O acaso no se nos pide a todos que seamos a la vez del Reino y de Comunión? Incompatibles no son, no pueden serlo. Venga, un saludo.

  8. Juan Jesús Says:

    Ok, Bellum, creo que todos nos podemos sentir un poco como tú indicas… Pero creo que “conversar” en el sentido del que habla Radcliffe , es algo trabajaso y profundo y que no molesta a nadie (ni a al Magisterio, ni a los católicos de “comunión” – esta clasificación no me gusta mucho, la verdad – ni a los del Reino). Simplemente creo que no se da. Creo que no “conversamos” mucho y lo que sí hacemos es “exponer” desde nuestras posiciones ideológicas o desde nuestros miedos. Y, en mi opinión, el no conversar no es un problema de un sólo grupo, ni de la Jerarquía, ni de algunas comunidades; es un problema de toda la Iglesia. Y al ser así, requiere un trabajo lento y duro; requiere sacrificio… Si la perspectiva para “conversar” es la de llegar a “ser alguien” en la Iglesia no saldremos nunca de la postración y la ineficacia en la que nos sitúa la desunión. Creo que tienes razón, Bellum, hay que pedir el coraje para sacrificarse en favor de la unidad. Es un tema complejo y difícil (como el de la misma Eclesiología) y que nos afecta como ninguno. Por eso, hay que ser valientes para ser prudentes y a la vez para saber sacar lo mejor de nosotros en favor de la comunión. Y quizá esta clasificación que propone Radcliffe, que todos la entendemos, sea lo primero que hay que romper. O acaso no se nos pide a todos que seamos a la vez del Reino y de Comunión? Incompatibles no son, no pueden serlo. Venga, un saludo.

  9. Rubén García Says:

    Veo que varios se han animado a comentar el artículo, lo que es muy positivo.
    Coincido contigo Juan Jesús en que toda etiqueta tiene algo de caricatura y reducción. Un creyente tiene que ser “de comunión” y “de Reino” a la vez, y si no malo. En cualquier caso me gusta más que los rancios apelativos de “conservador” y “progresista” que todavía usamos casi siempre. Lo que tiene de innovador la propuesta de Radcliffe, a mi juicio, es el intento de comprender positivamente al otro, al diferente, comprender sus ilusiones, sus temores, sus pataletas y sus sueños truncados. Eso importa más que las nomenclaturas… y es más fructífero.
    Un saludo a todos

  10. Rubén García Says:

    Veo que varios se han animado a comentar el artículo, lo que es muy positivo.
    Coincido contigo Juan Jesús en que toda etiqueta tiene algo de caricatura y reducción. Un creyente tiene que ser “de comunión” y “de Reino” a la vez, y si no malo. En cualquier caso me gusta más que los rancios apelativos de “conservador” y “progresista” que todavía usamos casi siempre. Lo que tiene de innovador la propuesta de Radcliffe, a mi juicio, es el intento de comprender positivamente al otro, al diferente, comprender sus ilusiones, sus temores, sus pataletas y sus sueños truncados. Eso importa más que las nomenclaturas… y es más fructífero.
    Un saludo a todos

  11. Daniel Iglesias Says:

    El diálogo entre católicos de distintas corrientes es naturalmente posible, deseable y conveniente. Creo que habría que practicarlo mucho más que lo que se hace corrientemente.

    Quisiera subrayar, sin embargo, que hay algunas posturas ideológicas que hacen ese diálogo difícil o hasta imposible. Por ejemplo, la adhesión al marxismo de muchos simpatizantes de la llamada “teología de la liberación” lleva a interpretar el pensamiento de otros cristianos (especialmente de la jerarquía) como determinado por sus intereses de clase, en el marco de la lucha de clases, motor de la historia. En ese caso todo lo que pueda decir el otro es puesto a priori bajo sospecha. Una actitud así imposibilita de antemano cualquier diálogo fructuoso.

    Un diálogo auténtico en la Iglesia, en cambio, tiene que basarse en la común adhesión a la verdad de la fe revelada por Dios en Cristo y transmitida por la Iglesia.

    A mi juicio, lo que está en cuestión, en definitiva, en algunas tendencias observables en la Iglesia contemporánea, es dónde se ubica la lealtad última y definitiva del cristiano: si está en Cristo, el Absoluto hecho carne, o en ideas o ideologías humanas, que a menudo intentan instrumentalizar a la misma Iglesia en su propio provecho.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: