Lonergan: La chispa en la arcilla

En su conocido libro “El método en teología” Bernard Lonergan escribe este texto que hoy os dejamos como reflexión dominical:

“La pregunta por Dios se halla, pues, dentro del horizonte del hombre. La subjetividad trascendental del hombre es mutilada o abolida a menos que el hombre viva expansionándose hacia lo inteligible, lo incondicionado, hacia el bien del valor. El alcance, no de su logro, sino de su incondicionalidad, es sin restricciones. Dentro de su horizonte hay una región para lo divino, un santuario último que no puede ser ignorado. El ateo puede declararlo vacío. El agnóstico puede urgir que su investigación no ha sido concluyente. El humanista contemporáneo rehusará permitir que la pregunta surja. Pero sus negociaciones presuponen una chispa que centellea en nuestra arcilla, y que es nuestra innata orientación a lo divino”
Explore posts in the same categories: Antiguos, Dios, Teología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: