4 comentarios en “Benedicto XVI y el Islam”

  1. Ut-unum-sint Says:

    En opinión de Gustavo Bueno, la tolerancia es sinónimo de debilidad. Sin llegar a tanto, creo que en parte Juan Pablo II fue un tanto «blandito» con los musulmanes y con los representantes de otras religiones. Sus generosos actos de petición de perdón jamás sucitaron una postura recíproca en los representantes de otras religiones.
    Creo que no podemos caer en el juego de «todas las religiones son iguales» sin dejar de lado la Revelación. Este es el factor decisivo al juzgar el ámbito religioso, aun a sabiendas de que el progreso en la auténtica Αληθεια es hermenéutica.
    Por otra parte, creo que la dificultad de entablar un diálogo cultural basado en los derechos humanos y la centralidad de la persona se estrella con problemas semejantes: dichos valores no son independientes del cristianismo, sino que se han desarrollado sólo a partir de él, y sólo van adquiriendo carta de ciudadanía en la medida que las culturas se van «occidentalizando».

  2. Ut-unum-sint Says:

    En opinión de Gustavo Bueno, la tolerancia es sinónimo de debilidad. Sin llegar a tanto, creo que en parte Juan Pablo II fue un tanto «blandito» con los musulmanes y con los representantes de otras religiones. Sus generosos actos de petición de perdón jamás sucitaron una postura recíproca en los representantes de otras religiones.
    Creo que no podemos caer en el juego de «todas las religiones son iguales» sin dejar de lado la Revelación. Este es el factor decisivo al juzgar el ámbito religioso, aun a sabiendas de que el progreso en la auténtica Αληθεια es hermenéutica.
    Por otra parte, creo que la dificultad de entablar un diálogo cultural basado en los derechos humanos y la centralidad de la persona se estrella con problemas semejantes: dichos valores no son independientes del cristianismo, sino que se han desarrollado sólo a partir de él, y sólo van adquiriendo carta de ciudadanía en la medida que las culturas se van «occidentalizando».

  3. Juan Jesús Says:

    Sí, ut-unum…, también pienso que las propias bases del diálogo son de origen cristiano y comprendo la dificultad del mundo musulmán para aceptar unos “derechos” que se corresponden con una cosmovisión cristiana. Sin embargo, ahora que está tan de moda el “iusnaturalismo”, no creo que Juan Pablo II fuese “blandito” ni que esa caricatura de la tolerancia que hace Bueno debilite la exigencia de una resiprocidad. Creo que JPII siempre se mantuvo en la línea de recordar lo más propio del ser humano y eso, no es cristiano (por mucho que el cristianismo lo haya tematizado como base del desarrollo social). JPII no es que fuese blandito, ni BXVI parece el duro, sino que, en mi opinión, han hecho una labor lenta y desagradecida, para recordarle al mundo árabe que debe construir sobre lo que el propio hombre es, sobre su dignidad personal… Esto, no es “orillar” la Revelación, ni considerar que todas las religiones son iguales, sino recordar que lo que sí es igual para todo ser humano es su propia diginidad y sus derechos fundamentales. Quizá, ni siquiera esto se ha percibido con toda claridad, pero me parece el único modo de avanzar en un diálogo que no puede consistir en “choque de revelaciones” porque no vamos a ningún sitio. Creo además que esta es la postura de la Gaudium et Spes de la que son herederos los dos últimos Papas. Bueno, un saludo y bienvenido al blog.

  4. Juan Jesús Says:

    Sí, ut-unum…, también pienso que las propias bases del diálogo son de origen cristiano y comprendo la dificultad del mundo musulmán para aceptar unos “derechos” que se corresponden con una cosmovisión cristiana. Sin embargo, ahora que está tan de moda el “iusnaturalismo”, no creo que Juan Pablo II fuese “blandito” ni que esa caricatura de la tolerancia que hace Bueno debilite la exigencia de una resiprocidad. Creo que JPII siempre se mantuvo en la línea de recordar lo más propio del ser humano y eso, no es cristiano (por mucho que el cristianismo lo haya tematizado como base del desarrollo social). JPII no es que fuese blandito, ni BXVI parece el duro, sino que, en mi opinión, han hecho una labor lenta y desagradecida, para recordarle al mundo árabe que debe construir sobre lo que el propio hombre es, sobre su dignidad personal… Esto, no es “orillar” la Revelación, ni considerar que todas las religiones son iguales, sino recordar que lo que sí es igual para todo ser humano es su propia diginidad y sus derechos fundamentales. Quizá, ni siquiera esto se ha percibido con toda claridad, pero me parece el único modo de avanzar en un diálogo que no puede consistir en “choque de revelaciones” porque no vamos a ningún sitio. Creo además que esta es la postura de la Gaudium et Spes de la que son herederos los dos últimos Papas. Bueno, un saludo y bienvenido al blog.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: