Análisis de tendencias

Comenzamos el 2007 y con el nuevo año se despiertan muchas cuestiones, nuevas o pendientes, que nos gustaría poder afrontar desde Recursos Teológicos. En estos días los grandes “guru” de la blogosfera se ponen las pilas para hacer sus intentos de prospectiva más o menos científica. En el terreno político se nos ofrecen análisis sobre el futuro del conflicto irakí, el no-cumplimiento de los objetivos del milenio cuya cumbre se celebrará en el 2008 o la incorporación de nuevos países a la Unión Europea. En el económico se habla de recesión general para el 2007, de la incorporación de China e India al mercado tecnológico o de la posibilidad de utilizar alimentos provenientes de animales clonados para paliar el hambre en el planeta. En el de las tecnologías se habla del empuje de Microsoft con la aparición del Windows Vista y con su sorprendente inmersión en el mundo del software libre gracias a Novell, de la consolidación del fenómeno Web 2.0 o de la, que será imprescindible, tecnología “narrowsetp” para los contenidos multimedia (un ejemplo lo tienes en nuestro blog con el embebido de Romereports). La prospectiva no es nuestro fuerte, pero nos interesa darnos cuenta de lo que el 2007 puede traernos tanto como oportunidades, como contenidos, crisis o llamadas de atención. En el caso de nuestro blog, ya preveemos una fuerte reflexión en el terreno de los fundamentos. Vamos, que continuaremos como terminó el 2006. En este sentido, la interpelación que nos hacía el usuario: “ut-unum-sint” sobre el valor y la significatividad de la teología para el mundo actual, en el campo científico y en el eclesial, nos obliga a centrarnos en algo esencial para este blog: la naturaleza, estructura y método del quehacer teológico. Reclamaciones como la del Consejo Latinoamericano de las Iglesias no nos dejan indiferentes. La Teología ha perdido significatividad no sólo por encuadrarse en un concepto de ciencia más amplio que el usado habitualmente y por el uso de un método no-experimental, sino que incluso ha dejado de ser importante para las comunidades eclesiales. El conflicto entre teología de autor y teología eclesial, entre fe y razón crítica, la ausencia de un soporte filosófico sistemático o la falta de principios previos que garanticen la unidad de una ciencia han pasado factura a lo largo del tiempo y requieren una dedicación especial antes que esta pérdida de significatividad termine por anularla del todo e introduzca a la Teología en el espacio de las “leng.. ciencias muertas”. Ampliar la comunicación teológica fuera del ambito académico puede ser un comienzo y es la razón de algunos blog’s o wiki’s como el nuestro o del bonito intento de Teologia.com.es
Sin embargo, esto no es suficiente porque estas reclamaciones no vienen sólo por el lado de la comunicación, sino que indican una preocupación por “los bombardeos a la línea de flotación” de la Teología. En los primeros días del diciembre pasado tuvimos una kdd teológica que versaba precisamente sobre estas cuestiones y en el que se manifestaban algunos puntos muy interesantes de cara al quehacer del teólogo y a la significatividad de esta ciencia. Nos basamos en la Lección final de Don Olegario González publicada en el penúltimo número de Vida Nueva. En unos días esperamos contar con una síntesis realizada por Jorge Zazo, nuevo colaborador del blog, que, sin duda, nos dará pistas para iniciar el trabajo de este año.
Mientras, puedes sugerir a través de los comentarios a este post o del email, lo que se te ocurra sobre este tema: aportaciones, lecturas, enfoques… Además puedes sugerir también los temas que te interesaría se trataran en el blog próximamente. Un saludo a todos y feliz año.
Explore posts in the same categories: Antiguos, Teología

4 comentarios en “Análisis de tendencias”

  1. Juan Jesús Says:

    Fíjate en el comentario que hace “Iglesia en la prensa” a los mega-trends de John Allen:

    «Me ha llamado la atención la número 6 (que titula “The Wireless World”). Según Allen, la potencialidad de la blogosfera en este ámbito quedó clara en el caso de Terry Schiavo, “cuando los bloggers influyeron más en la movilización de los católicos que los pronunciamientos de la conferencia episcopal y de la jerarquía local”. Allen plantea esta presencia como un eslabón más de la progresiva pérdida del monopolio “comunicativo” del clero (que empezó con la invención de la imprenta…). En realidad, me parece que el dato más llamativo aquí es –por usar una palabra que no me gusta, pero no encuentro otra más adecuada- la ortodoxia católica de las páginas de mayor éxito (ver, por ejemplo, el contador de Open Book)».

  2. Juan Jesús Says:

    Fíjate en el comentario que hace “Iglesia en la prensa” a los mega-trends de John Allen:

    «Me ha llamado la atención la número 6 (que titula “The Wireless World”). Según Allen, la potencialidad de la blogosfera en este ámbito quedó clara en el caso de Terry Schiavo, “cuando los bloggers influyeron más en la movilización de los católicos que los pronunciamientos de la conferencia episcopal y de la jerarquía local”. Allen plantea esta presencia como un eslabón más de la progresiva pérdida del monopolio “comunicativo” del clero (que empezó con la invención de la imprenta…). En realidad, me parece que el dato más llamativo aquí es –por usar una palabra que no me gusta, pero no encuentro otra más adecuada- la ortodoxia católica de las páginas de mayor éxito (ver, por ejemplo, el contador de Open Book)».

  3. Juan Jesús Says:

    Dirección del post Iglesia en la prensa: Iglesia en la Prensa

  4. Juan Jesús Says:

    Dirección del post Iglesia en la prensa: Iglesia en la Prensa


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: