Los pobres, lugar teológico

En una reciente defensa doctoral, superado ya el aprieto de las preguntas de los profesores, el doctorando señaló su agradecimiento, no sólo al Pontificio Instituto Bíblico, sino también a lo que llamó “Universidad del Amor”: Los Misioneros y las Misioneras de la Caridad.

No creo descabellado proponer que la “opción preferencial por los pobres” ha de aplicarse no sólo a la doctrina y a la acción social de la Iglesia, sino a todas las dimensiones de la vida cristiana y eclesial, incluída la ciencia teológica. Los pobres como presencia viva y real de Cristo entre nosotros, son los jueces últimos de toda reflexión teológica. Es en la respuesta, más o menos directa, a la pobreza (“Dame de beber”, cf. Jn 4) donde se mide la calidad del pensamiento acerca de Dios, porque, si la teología no conduce a conocer y amar al hermano, a quien se ve, ¿cómo se atreverá a hablar de Dios, a quien no se ve? (1Jn 4, 20).

Y, para que no se revolucione el gallinero, conviene hacer dos puntualizaciones:

-No es realista reducir la pobreza a una situación socioeconómica. Como decía una catedrática del amor cristiano, la Madre Teresa de Calcuta, “la mayor pobreza, es la soledad”. Yo, humildemente, me permito añadir que “la mayor pobreza es la falta de fe”. Quien no conoce a Cristo, no tiene la Vida, aunque “haya dado nombre a países” (Sal 48; 1Cor 13).

-No se trata de convertir la tarea intelectual del teólogo en un activismo social, sino de recordar que el pensar teológico es también, fundamentalmente, una acción social de la Iglesia: la Teología es para los pobres.

Así pues, en vista de la necesidad de completar el currículum teológico con los créditos académicos de alguna universidad del amor y, dado que son créditos de libre elección, me permito señalar tres centros de capacitación caritativa que nos permitirán descubrir ese maravilloso recurso teológico que es dar la vida por los pobres:

Los Misioneros y Misioneras de la Caridad

Los hermanitos y hermanitas del Cordero

Comunidad de San Egidio

Y el, ya clásico, centro de Cáritas

La oferta es infinitamente variada, y mucho más amplia que estas cuatro universidades, y, además, siempre queda la posibilidad de “estudiar por libre”.

Explore posts in the same categories: Antiguos, Pobres, Teología

2 comentarios en “Los pobres, lugar teológico”

  1. Anonymous Says:

    Gracias por el post. Me haces recordar que mis estudios no deben reducirse a mi escritorio. Álvaro Pereira

  2. Anonymous Says:

    Gracias por el post. Me haces recordar que mis estudios no deben reducirse a mi escritorio. Álvaro Pereira


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: